La flor mágica de Kenzo

coq-01

Con su mirada poética, Kenzo embellece el mundo sembrando campos de amapolas en las principales ciudades del globo. Desde París, Londres y Moscú, hasta Buenos Aires, se tiñeron de rojo y fueron perfumadas con su fragancia insignia: Flower By Kenzo.

Por. Lic. Mariana Boggione

Fotos: Kenzo

Publicada en Revista Solo Líderes, enero de 2016.

“El mundo es bello”. Esta frase de cabecera de Kenzo resuena desde hace más de 15 años en sus creaciones, con una mirada poética y diferente sobre el universo, y lo mueve a dar fragancia a una flor que originalmente no tiene aroma: la amapola.

Una flor delicada y fuerte, pura, sensual y urbana como los rascacielos, se convierte así en ícono su fragancia insigne Flower By Kenzo, creada en el año 2000. A diferencia de lo que podría pensarse, la amapola no es un componente, sino el emblema de un ya consagrado clásico de la perfumería.

Los campos de amapolas

La naturaleza, lo bello, lo optimista y lo colorido impregnan la filosofía Kenzo. “Con el espíritu de crear un escenario natural que refleje la espectacularidad de esta emblemática y mágica flor, la marca decide embellecer el mundo sembrando campos de amapolas en las principales ciudades del globo” afirma Mirta López, Training Manager de Kenzo Argentina.

París, Singapur, Hong Kong, Moscú, Londres, Viena, México, Madrid, Bruselas, Lyon, Toulouse, Dubai, Varsovia, Johannesburgo, y también la misma Buenos Aires, se vieron teñidas de rojo, intervenidas por Flower By Kenzo.

“En la Plaza Roja de Moscú y en la explanada del Centre Pompidou de París, se han llegado a utilizar un total de 200.000 amapolas, mientras que en Londres fueron plantadas 60.000”, detalla López. Cabe destacar que estas flores son creadas exclusivamente en Francia y se envían a los diversos puntos cardinales donde, luego de ser perfumadas con Flower, se realizan las intervenciones urbanas. “La gente hace cola más de una vez para que le den amapolas en estos eventos”.

Además de haber tenido su campo en Plaza San Martín, Buenos Aires fue elegida como locación para realizar una de las publicidades televisivas que representó a la fragancia por cuatro años a nivel internacional. Para esta ocasión, Caminito (San Telmo) se transformó en un gran sendero repleto de amapolas rojas.

Un clásico exitoso

“Podría decirse que Flower es sinónimo de Kenzo” confiesa Mirta López, y enfatiza: “se venden 5.000 frascos al día en todo el mundo, ¡con los que se podrían cubrir tres veces la altura de la Torre Eiffel cada día!”.

Por su imagen, por sus acciones, su caja y su jugo, los diez principales narices del mundo posicionan a Flower By Kenzo entre los 10 clásicos que ninguna mujer debería dejar de sentir en su vida. Es una fragancia que por su lujo resiste al tiempo, superando el fenómeno de la moda.

Ya habiéndose consagrado como un clásico por haber superado 10 años en el `Top 5´ de la perfumería mundial, Flower By Kenzo celebró en 2015 su decimoquinto aniversario lanzando una nueva fragancia: Flower By Kenzo L´Élixir.

Esta flamante edición cobró forma en la imaginación del Maestro Perfumista Alberto Morillas, después de visitar un campo de Rosas Búlgaras.L`Elixir tiene el sello de la marca, parte del ADN de Flower, como los almizcles blancos, pero suma otras notas gourmet, convirtiéndose en una fragancia muy actual, moderna, elegante, colorida, que se despega del clásico Flower, que es un floral atalcado”, explica López.

15 años embelleciendo el mundo

En Argentina, los Jardines del Museo Nacional de Arte Decorativo de Buenos Aires fueron el escenario elegido para celebrar los 15 años de Flower By Kenzo. El evento contó con la presencia de destacados periodistas y celebridades de la moda y la belleza como Florencia Torrente, Sabrina Garciarena, Isabel Englebert, Julieta Pink, Javier Iturrioz y Fabián Medina Flores, quienes se acercaron a brindar y disfrutar de la imponente exhibición de amapolas gigantes que se instaló para el festejo, y conocer el flamante FBK L`Elixir.

Dicha exhibición seguirá vigente hasta el mes de marzo 2016 inclusive, en la Plaza Rubén Darío, donde se pueden ver también las dos amapolas realizadas por el artista plástico Plablo Stein.

Descubrite

Si bien en el mundo de las fragancias no hay patrones establecidos, Mirta López (Training Manager de Kenzo Argentina) nos ayuda a descubrir cuál es el Flower ideal para cada una.

Flower By Kenzo: Para una mujer clásica, elegante, refinada, que conoce el lujo y goza de los grandes clásicos.

Flower In The Air: Es una línea más naif, para sentirse más relajadas, con una fragancia más desestructurada y joven, repleta de flores frescas.

Flower By Kenzo L`Elixir: Es hoy y para todas. Es tendencia que conquista al instante de probarlo, con su intensidad de colores transmitida por la frambuesa de salida.

img_20160502_145743

Otazu, el brillo de las celebrities

IMG_9442

La marca del diseñador de joyas argentino Rodrigo Otazu está presente en más de 30 países, incluyendo las principales capitales del mundo. Lucieron sus diseños desde Britney Spears, Madonna y Lady Gaga hasta Naomi Campbell y Sarah Jessica Parker. La seducción de un lujo que no tiene fronteras.

 La poderosa atracción de sus diseños ha creado una demanda de accesorios a medida para algunas de las estrellas de la música más importantes del mundo.

Ha tenido el privilegio de alternar con maestros de la talla de Alexander McQueen, Christian Lacroix, Jean-Paul Gaultier, John Galliano y Karl Lagerfeld.

Por Mariana Boggione

Publicado en Revista Doquier, edición nº 90, octubre 2014 (nota de tapa)

Ecléctico y elegante, el estilo Otazu irradia luz y felicidad. Rodrigo Otazu, creador de las joyas de lujo elegidas por reconocidas celebrities del mundo, crea piezas con un tinte muy personal y mucho glamour.

Este diseñador argentino, residente en Ámsterdam, comenzó su carrera “con un simple sueño y con una mochila llena de coraje”, según sus propias palabras. Hoy está presente en más de 30 países, incluyendo ciudades como Moscú, Nueva York, Londres, Milán, Dubai, Sydney y Tokio.

Sus piezas están confeccionadas con cristales Swarovski y cada estación reflejan una nueva gama de colores y de formas innovadoras. La firma lanza dos colecciones cada temporada, “Ready to wear” y “Alta costura”, con diseños únicos en joyería de moda, creaciones en plata y accesorios que son un must para las más trendy.

Para su equipo no hay límites en los elementos que utiliza. “Creo que lo más lindo de ser creativo es poder usar la imaginación sin horizontes”, afirma Rodrigo.

Son variados los caminos en el proceso creativo de esta marca internacional. “Recorro museos, iglesias, librerías, barajo todo y saco de cada cosa algo que me parece bello, que está allí pero otros no ven”, confiesa Otazu, y agrega: “El secreto de nosotros, los diseñadores, es percibir cosas cotidianas a las que la gente no les presta atención”.

Sus colecciones reflejan pasión por la moda y realzan el estilo natural y la belleza de mujeres de todo el mundo. La necesidad de expresarse, el impulso de irradiar, de ser seductora y elegante es lo que inspira las piezas de Otazu.

La atracción de un estilo

La poderosa atracción de sus diseños ha creado una demanda de accesorios a medida para algunas de las estrellas de la música más importantes del mundo. Para Kylie Minogue, por ejemplo, Otazu creó una pieza especial de diamante en asociación con la House of Gassan. También lucieron sus diseños Naomi Campbell, Sarah Jessica Parker, Rihanna, Kelis, Lauren Hill, Aretha Franklin, Beyoncé, Britney Spears, Mariah Carey, Madonna y Lady Gaga. En las pasarelas, sus colecciones han sido usadas por modelos internacionales como Lily Cole y Erin O’Conner, mientras que varias celebrities han llevado sus joyas en la entrega de los Grammy Awards.

En sus 25 años de carrera ha tenido la oportunidad y el privilegio de alternar con maestros de la talla de Alexander McQueen, Christian Lacroix, Jean-Paul Gaultier, John Galliano y uno de sus maestros número uno, Karl Lagerfeld.

Una de las participaciones más importantes de la marca en el mundo del espectáculo fue su aparición en Sex and the City. “Fue algo espectacular, disfruté muchísimo estando en los camarines, viendo el backstage, compartiendo sus bromas mientras el director ajustaba detalles o medía las luces y esas mujeres divinas se probaban y elegían qué ponerse”, recuerda emocionado Rodrigo Otazu. En teatro realizó colecciones para muchas obras, entre ellas la exitosa “Los Tres Mosqueteros”.

Paralelamente, en la esfera de la moda ha participado en los grandes shows de Swarovsky. “He sido elegido por ellos como uno de los cinco talentosos diseñadores más jóvenes del mundo”, recuerda.

Hoy sus diseños se han convertido en verdaderos objetos de deseo a nivel global. Creatividad, calidad y cuidado del detalle han logrado que mujeres elegantes y celebridades internacionales estén atentas al estilo que imponen sus nuevas colecciones.

1º Salón de Joyas & Arte

El 7 y 8 de noviembre de este año Rosario será escenario del 1º Salón de Joyas & Arte de la ciudad, en el Museo Firma y Odilo Estevez (Santa Fe 748). Rodrigo Otazu ya confirmó que estará presente con la marca internacional que lleva su apellido.

“Hay una palabra que me persigue desde los 18 años, cuando comencé a hacer joyas, esa palabra es “¡wow!”. Eso es lo que voy a llevar para mostrar”, advierte entusiasmado este diseñador reconocido en todo el mundo.

Junto a él estarán referentes internacionales del ámbito del diseño y de la producción de joyas y orfebrería.

La posibilidad de recorrer los diseños de la muestra se suma a una acción solidaria, ya que los ingresos por entradas y por una subasta serán a beneficio de Refugios para Mujeres Víctimas de Violencia.

TAPA

MARCAS1

MARCAS2  MARCAS3

La hora de Chanel

La aparición en 1987 de Première, el primer reloj para mujeres de la casa francesa, sorprendió al eludir la rigurosidad de los números y marcar un tiempo para vivir en libertad. Hoy, nuevas versiones de este modelo vuelven a encumbrarlo como uno de los más aclamados objetos de deseo.

 CHANEL_PREMIERE_02_2048x2048

 

Esta colección fue pionera por su estilo contemporáneo, adoptando el esteticismo ingenuo de los años treinta y evocando la sencillez que gustaba tanto a Cocó Chanel.

 

El brazalete, cierre y caja pueden ser de oro amarillo de 18 quilates, oro blanco o acero, con la opción de sumar diamantes.

 

 

Por Lic. Mariana Boggione

(Publicado en Revista Doquier n°85)

 

En 1987 Chanel inspiró una revolución en el mundo del lujo con su primer modelo de reloj para mujeres: Première. Sin dudas esta colección fue pionera por su estilo contemporáneo, adoptando el esteticismo ingenuo de los años treinta y evocando la sencillez que gustaba tanto a Cocó Chanel. Su caja octogonal, realzada por la elegancia del cristal de zafiro con cantos recortados, encarna los valores más tradicionales y representativos de la casa.

Hoy Première se mantiene como un símbolo de femineidad e ícono de Le Temps Chanel. Su esencia no radica en el tiempo exacto, pues no tiene segundero, números, ni índices. De este modo rinde tributo a un estilo de vida atemporal, en el que prima la libertad sobre el control. No son más las 12:07 en punto, son aproximadamente 10 minutos después de las 12… Este reloj ilustra cuán diferente es la concepción del tiempo según Chanel: el escape de lo tradicional propone máxima libertad para crear y vivir la propia vida.

Cabe aclarar que Cocó Chanel nunca diseñó un reloj, sino que recién de la mano de Jacques Helleu, que entró en la compañía en 1956 con 18 años, estas piezas de lujo se convirtieron en un emblema de la marca. Chanel tiene otras cuatro líneas además del Première: J12, Mademoiselle Privé, Intemporelles de Chanel y Relojes Joyería. Según Nicolas Beau, Director Internacional de Chanel Watches, no hay un reloj para el perfil de cada mujer, sino que una puede usar los cinco modelos en un mismo día, ya que este accesorio forma parte del atuendo y puede ir cambiándose de la mañana a la noche.

La elegancia del Première tiene tal vigencia que puede combinarse con un outfit sport de día, con un little black jacket o con un vestido negro para lucir bien chic en un cocktail. Cocó Chanel tenía razón al decir que “la moda se pasa de moda, el estilo jamás”.

Beau a su vez confiesa que el Première tuvo sus primeros años dorados hacia fines de los ’80 y principios de los ’90. Luego, al lanzarse el J12, su enorme éxito llevó a una renovación del Première, para relanzarlo y volverlo a escena.

Versiones 2013

Este año el ícono de la relojería Chanel luce un diseño novedoso, esencialmente femenino y de silueta más estilizada. La nueva línea Première tiene incontables combinaciones para un mismo modelo: el brazalete, cierre y caja pueden ser de oro amarillo de 18 quilates, oro blanco o acero, con opción de sumar diamantes. Su esfera sale lacada en negro o nácar blanco y su corona en ónix de talla ojival. El movimiento de cuarzo de alta precisión se encierra con una hermeticidad capaz de resistir hasta 30 metros de profundidad. El resultado es un auténtico objeto de deseo que esta temporada se renueva en 14 versiones.

Cada uno de los componentes de este reloj-joya es un homenaje al ADN de la marca. Además de la libertad por la que abogaba Cocó, reflejada en la ausencia de números y segundero, el negro intenso de la esfera recuerda el color fetiche de Gabrielle, la correa de eslabones rinde tributo a uno de los grandes íconos de Chanel, el bolso 2.55, y la caja adopta la forma octogonal de la tapa del mítico perfume Chanel Nº5 (que a su vez toma la forma de la Place Vendôme, lugar de la primera boutique de Chanel). En definitiva, una pieza 100% Chanel, diseñada para sobrevivir a lo efímero de las modas pasajeras.

Louis Vuitton: Un mundo por escribir

Bajo la inspiración de los viajes y la historia, exclusivas colecciones de bolígrafos, estilográficas, papeles, tintas únicas y tinteros de cristal reivindican el arte de la escritura en el parisino Cabinet d’Écriture de Louis Vuitton. 

 

LV-ENCRES

 

Para Louis Vuitton, la escritura a mano y la digital, lejos de entrar en conflicto, se complementan.

 

En Saint Germain des Prés, bajo el nombre “Cabinet d’Écriture”, un nuevo espacio invita a viajar por el mundo de la escritura.

 

Por Mariana Boggione

(Publicado en Revista Doquier n°84)

El trazo suave de la lapicera deslizándose sobre el papel blanco, el olor de la tinta azul y el delicado toque de una mano que se dispone a describir ideas, pensamientos, proyectos… La escritura es un acto íntimo que une sus rituales, sus códigos y su lenguaje. Cada detalle en el trazo revela sentimientos ocultos tras las palabras, enhebrando signos que van dando personalidad propia al mensaje. En el tiempo que demora escribir, el equilibrio de una lapicera, la delicadeza de una pluma y el espesor de una línea se convierten en instrumentos preciosos de un arte sutil y delicado.

La herencia Vuitton

Como nieto de Louis Vuitton, adepto a la lectura y la escritura como su padre y su abuelo, Gaston Louis Vuitton fue un amante y coleccionista insaciable de libros. Su biblioteca personal y sus publicaciones reflejan esa pasión, mientras que su afición por la tipografía lo llevó a fundar y presidir dos editoras, tradición que las Éditions Louis Vuitton aún perpetúan actualmente. Con esta pasión heredada, en el número 6 de la plaza de Saint Germain des Prés, París, bajo el nombre “Cabinet d’Ecriture”, la firma hoy invita a descubrir un nuevo espacio para viajar por el mundo de la escritura.

Su ubicación es estratégica: está cerca de Café de Flore y Les Deux Magots, dos hitos de la escena literaria parisina frecuentados por personalidades como Albert Camus, Simone de Beauvoir, Jean-Paul Sartre, Ernest Hemingway o Francis Scott Fitzgerald. Allí, este local dedicado a la escritura es también un lugar de encuentro de artistas y artesanos, incluyendo calígrafos, marroquineros o encuadernadores que ofrecen demostraciones al público.

El Cabinet d’Écriture es a un tiempo un lugar cultural y de reunión, donde piezas históricas acompañan la presentación de nuevas colecciones de productos, elementos de escritura inspirados en los viajes pero que acompañan toda la vida. Mediante sus plumas, tintas exclusivas, tinteros de cristal, sus juegos de escritura, maleteros y maletas de coleccionistas, como también sus colecciones de papel, esta tienda yuxtapone los códigos del arte de la correspondencia con los de la Casa. Tanto las combinaciones de color como la textura de los materiales juegan su papel en el mensaje y el placer de escribir.

Elementos de colección

Diseñados para acompañar en largos periplos, estos preciados artículos cumplen con los requisitos de la movilidad moderna. Así, por ejemplo, los viajeros pueden disfrutar del placer de escribir por encima de las nubes, sin derramar tinta durante un vuelo, gracias a una pluma estilográfica que resume elegancia estética con un sistema ingenioso que previene de manera efectiva cualquier derrame en condiciones extremas, evitando la irritante experiencia de mancharse la camisa o la cartera, y garantizando el fluir de la tinta.

La textura del papel, el color de la tinta y el trazo de una pluma conforman un arte reivindicado por Louis Vuitton, para quien la escritura a mano y la digital, lejos de entrar en conflicto, se complementan. En esa línea se destaca la colección “Écriture”, que enlaza la antigua tradición de redactar cartas, la pasión por el detalle y el amor de una creación personal única.

Por medio de sus doce colores exclusivos de tinta, sus seis combinaciones de colores de cuadernos y sus estuches en trece tonalidades de caimán, esta colección recrea el arte de escribir con un estilo auténtico de color y poesía. Además ofrece la posibilidad de personalizar cada uno de sus elementos.

Así, es posible seleccionar el estuche para cada instrumento de escritura y lograr un extra de exclusividad mediante el sistema de personalización denominado “Mon Monogram”, por el cual las iniciales o el nombre del cliente quedan grabados en cuadernos y portafolios con una de las cinco tipografías originales de Vuitton.

De esta manera, la firma francesa logra reivindicar el arte de escribir como una experiencia íntima y personal, ofreciendo un mundo de objetos exquisitos que enlazan modernidad e innovación con el elegante encanto de lo clásico.

Clarins

Clarins

Giesso: un clásico de moda

 

 

 

 

Estilo europeo y prendas de la más alta calidad signaron la trayectoria de Giesso desde que abrió su primera tienda en Buenos Aires en 1884. Tras más de un siglo junto al buen vestir, su vigencia no se detiene.

 

10

 

Por Mariana Boggione

(Publicada en Revista Doquier, n°79)

 

Comenzado el siglo XX, se especializa en camisería a medida confeccionada con telas de Italia e Inglaterra.

 

 

Hacia mediados de la década del ‘50 sumaba locales en las avenidas Corrientes, Santa Fe y Alvear.

 

Calidad, cuidado de los detalles y pasión por el corte y el calce definen el estilo europeo de Giesso. De inspiración clásica, sus creaciones se mantuvieron a la moda durante una larga historia, habiendo evolucionado de ser un fabricante de sombreros de medida en 1884, a convertirse en referente de un concepto de vida en el que se conjugan estilo con calidad y espontaneidad. Durante más de un siglo supo mantener su vigencia, brindando hoy la posibilidad de acceder a un total look Giesso con sus colecciones urbanas para hombre y mujer.

 

Una marca centenaria

En 1884 Bonifacio Giesso, un genovés de profesión sombrerero de medidas, instaló su primera tienda en Buenos Aires sobre la antigua calle Cuyo, actual Sarmiento. En aquellos años la empresa también ofrecía gorras, camisería fina, bastones, gemelos, ajuares para novios, puños y cuellos duros, botones, paraguas y valijería. La tienda se encontraba próxima a la casa de Domingo F. Sarmiento, quién además de ser cliente (como los también ex presidentes Julio A. Roca y Bartolomé Mitre) pasaba cotidianamente por el local para que lo ayudaran a hacerse el moño de la corbata. Mucho tiempo después, cuando se produjo el ensanche de la avenida 9 de Julio, la tienda de calle Cuyo se trasladó a la Avenida Corrientes.

Comenzado el siglo XX Giesso empieza a especializarse en camisería a medida confeccionada con telas y accesorios importados de Italia e Inglaterra. Recién en 1950 la tienda se convirtió en marca, de la mano de Alfredo Giesso, quien delineó la imagen de la empresa creando su distintivo moño como isotipo. A mediados de esa década abrió otros dos locales, en la Av. Santa Fe y en la Av. Alvear, que sumados al de Corrientes dieron pie al slogan usado en las décadas de los ‘60 y ‘70: “En las tres grandes avenidas”.

De la mano de una familia que siguió asumiendo desafíos, a comienzos de los ‘90 Giesso abrió locales en zona norte, bajo la conducción de Ana María Giesso, y en el nuevo milenio, con Mariano Rodríguez Giesso como director, creó una línea de mujer y se extendió a nuevos puntos del país.

Consagrada como marca de ejecutivos y profesionales de alto nivel en Argentina, esta firma refleja el compromiso de una familia que ha sabido transmitir la pasión y los valores sobre los cuales se fundó a fines del siglo XIX.

 

Total look Giesso

Como muy pocas marcas en el mundo, Giesso ha sabido adaptarse al paso de las tendencias sin perder el estilo europeo que lo identifica y alcanzando un justo equilibrio entre lo clásico y lo actual.

Quizás la clave de su permanencia en el mercado ha sido su cuidadosa selección de telas, siempre de excelente calidad y confeccionadas con gran detalle.

Sacos, sweaters, pantalones, faldas, camisas, t-shirts, accesorios y perfumes. Actualmente el “Total Look Giesso” puede ser adoptado conservando la autenticidad y el gusto de cada persona. Así, los diseños para el hombre enfatizan líneas puras y simpleza, jugando siempre con el color en los accesorios. En la mujer, cuidando que se respete un estilo sofisticado y neutro, se exalta sutilmente la sensualidad femenina.

 

Marcas1

Marcas2

Marcas3