La tierra del champagne de los tés

566756 (1)

 En Darjeeling, a los pies de los Himalaya, se produce el té más exquisito de la India. Su aroma y sabor transmiten el espíritu de su pueblo, su cultura y su mágica armonía. Con más de 20.000 variedades, el té protagoniza hoy el mundo gourmand y es adoptado como estilo de vida.

 

Texo: Mariana Boggione

Fotos: Gentileza Escuela Argentina de Té

Publicado en Revista Solo Líderes N°61

Al tomar una taza de té en nuestras manos, seguramente no imaginamos todo el recorrido que las hojas verdes y frescas debieron realizar para dar semejante licor. No nos figuramos que vibraron al rayo del sol, o recibieron las gotas del rocío al amanecer o el agua de los fuertes monzones. Y es justamente en Darjeeling, una pequeña aldea de estilo británico, enclavada a los pies de los Himalaya, donde se produce el té más delicioso de la India, al cual los ingleses bautizaron “champagne de los tés”.

En aquellos terruños, las mujeres seleccionan a mano el té, donde tierra y cielo se armonizan para dar a luz a uno de los mejores del planeta, caracterizado por ser un “licor con notas a uva moscatel, de buen cuerpo y muy brillante. Los de primera cosecha tendrán una personalidad más intensa, y los de segunda, darán una infusión más alicorada”, describe la Tea Master Liliana Venerucci, co-directora de la Escuela Argentina de Té, líder en capacitación de profesionales del té en habla hispana.

El té Darjeeling es uno de los más codiciados, tanto que, al verlo, los mismos británicos supieron que estaban frente a uno de los mejores del mundo. “Cuando estas cosechas llegan a Europa, aparecen anuncios en los tea shops más renombrados, para que los clientes acostumbrados a la frescura de sus hojas, hagan su provisión para el consumo de temporada”, destaca Venerucci, y continúa: “Los tealovers reconocen en cada taza la presencia de su terruño, que deja en ellos la impronta de sus más de 2.000 metros sobre el nivel del mar, y de los vientos que soplan desde los Himalaya, enfriando las noches de estos parajes”. 

En esta región situada en Bengala Occidental (India), existen 86 Tea Estates: fábricas productoras, con sus respectivos jardines de té. En ellos trabajan aproximadamente 52.000 personas durante todo el año, a las cuales se suman 15.000, en la temporada de cosecha. La devoción ennoblece los corazones de estos hindúes, que sostienen con sus cabezas las canastas que transportan las frescas hojas, fruto de una tierra colorida, con ancestrales dioses que los protegen.

Lo interesante es que más del 60% de estos empleados son mujeres. Sus manos suaves recogen el té por las mañanas, que luego será deshidratado, realizando un proceso artesanal para lograr sabores únicos. “El aroma dulce que puebla el interior de las fábricas, mientras el té se está produciendo, es quizás una de las experiencias aromáticas más maravillosas… ¡Inolvidable!”, describe la Tea Master.

 

Un aliado gourmet y funcional

El Darjeeling es una de las más de 20.000 variedades de tés existentes. Esta bebida, que es la más consumida a nivel mundial después del agua, se ha gourmetizado y ocupa un lugar privilegiado en restaurantes donde se sirven maridajes excelentes con oferta de esta infusión.

“Hoy hablamos de una filosofía del buen comer, donde se tienen en cuenta no sólo los sentidos, sino también la experiencia profunda del placer emocional que genera la buena gastronomía. En este universo, donde se habla de una cocina científica, el té es una bebida interesante para incorporar al mundo gourmand”, apunta el Tea Master Diego Morlachetti, quien junto a Venerucci ha llevado la formación en temáticas del té a la Universidad, hecho sin precedentes en el mundo occidental.

Buenos aromas, sabores, texturas y temperaturas: todo suma a la hora de programar el placer de un buen gourmand. “El Tea Gourmand se apoya en el té bajo todas sus formas de preparación: de calientes a frías, acompañadas de bebidas alcohólicas o de otros ingredientes. Lo esencial es unir las virtudes y propiedades de esta infusión con el placer”, concluye Morlachetti.

Blanco, negro, verde, Oolong, Pu-Erh.  Además de sus exquisitos sabores, cada variedad favorece la calidad de vida de un modo particular. “Esta bebida fue descubierta en la antigua China, hace más de 5000 años, y el primer uso que se le dio a los brotes tiernos fue para potabilizar el agua. Fue recién en el siglo X que el té adquirió su dimensión social”, relata Morlachetti, quien etiqueta al té como una bebida funcional a la salud.

“A la mañana uno sugiere tés con mayor poder activador: té negro y Pu Erh, durante o después de las comidas, oolong o té verde, frío o caliente. Al anochecer, el té blanco”, recomienda Morlachetti, y agrega: “Cada uno puede armar su itinerario, con 4 o 5 tazas por día. Hacer la prueba durante un mes, y ver los resultados”.

 

¿Qué aporta cada tipo de té?

  • Hay muchas marcas de cosmética femenina que usan extracto de té blanco en sus productos porque ayuda al rejuvenecimiento de la piel. De hecho, se pueden hacer compresas con hojitas de esta variedad de té, y entre 30 y 60 días se podrán ver mejoras en el aspecto del cutis, porque trabaja en el metabolismo del colágeno, lo cual le da mayor tonicidad.
  • El té verde sirve para bajar la ansiedad, por contener l´teanina: un leve sedante que actúa sobre el sistema nervioso. Además, es un inhibidor del apetito.
  • El té oolong es hepatoprotector, y un buen aliado después de las comidas.
  • El té negro tiene mejor aroma y sabor, pero menor poder antioxidante. Por su alto contenido de flúor, favorece al cuidado bucal, de las encías y prevención de caries. Asimismo, por la concentración de flavonoides, favorece la prevención de patologías coronarias.
  • El té Pu Erh tiene efecto termogénico, por eso se lo conoce como “quema grasas”: ayuda a quemar calorías.

 

La vida color Aperol

Este aperitivo italiano ligero y muy moderno, es también un clásico con casi un siglo de historia. Su sabor conquista enarbolando un trago insignia, que en estas latitudes viene ganando cada vez más las barras y las reuniones de amigos, el Aperol Spritz.

Botella Aperol1

Aperol, creación de los hermanos Luigi y Silvio Barbieri, fue presentado al gran público en la Feria Internacional de Padua en 1919.

 

“Su sabor es dulce y amargo, con tan solo 11% de alcohol, lo que lo hace un aperitivo liviano, revolucionario en su época y siempre moderno”.

 

Por Lic. Mariana Boggione

(Publicado en Revista Doquier n°88)

 

Presentado por primera vez en 1919 en la ciudad de Padua, región del Véneto, Aperol se ha convertido en uno de los aperitivos favoritos de los italianos. Es ligero en alcohol, con sólo 11 por ciento (excepto en Francia y Alemania que tiene 15 por ciento), y ofrece un sabor rico y complejo que deriva de la infusión de una mezcla de hierbas y raíces especialmente seleccionadas. La receta original se ha mantenido sin cambios y en secreto hasta hoy.

Sin duda se trata de una bebida alegre que evoca el estilo de vida italiano, y tiene a la vez un gran atractivo internacional. Mezclado con espumante -ideal el Prosecco italiano- y un chorrito de soda se transforma en el Aperol Spritz, que es furor en Italia y se está convirtiendo rápidamente en un trago de culto en el resto del mundo.

Popularidad en clave spritz

Aperol es parte de la cultura de aperitivos nacida en Italia. Su historia comienza con la compañía Barbieri, creada por Giuseppe Barbieri en 1891 para producir y vender vinos y otras bebidas alcohólicas. Su producto más famoso fue Aperol, creación de los hermanos Luigi y Silvio Barbieri, que fue presentado al gran público en la Feria Internacional de Padua en 1919. Su nombre está inspirado en el término “apéro”, la manera en que nombran los franceses al aperitivo cuando se refieren al ritual de beber y comer algo al atardecer. Los hermanos Barbieri habían viajado a Francia y allí se inspiraron para nombrar su creación.

Tras ganar rápida fama en su región, la popularidad de Aperol terminó de despegar hacia fines de la década del 40, cuando repuntó su consumo y se comenzó a conocer en otras regiones de Italia. El secreto fue y es el mismo: su trago insignia, el Aperol Spritz.

Se cree que el Spritz fue creado durante la ocupación austríaca de Italia en el siglo XIX. El nombre podría venir del verbo “spritzen”, que refiere a cómo los extranjeros llegados de los países vecinos del norte mezclaban los vinos locales con soda en las tabernas italianas. De esta manera conseguían un trago con menos contenido alcohólico, más cerca de su gusto, acostumbrado a la cerveza. Esto dio lugar al Spritz Blanco, que todavía se puede encontrar en un gran número de barras en Trieste y Udine.

Hay muchos Spritz en Italia, siempre con aperitivos locales como base, espumante y soda, pero ninguno se ha hecho tan popular como el Aperol Spritz, que ha conquistado las barras gracias a su carácter moderno, ligero y fresco, ideal para disfrutar al sol y al aire libre.

En 2003, Gruppo Campari adquirió la compañía Barbieri y desde entonces la renovada popularidad de Aperol ha seguido creciendo de la mano de su cocktail insignia, Aperol Spritz.

En diálogo con Doquier, Mariano Maldonado, Director de Marketing de Gruppo Campari, recuerda que la fórmula de Aperol sigue siendo “original y secreta” y destaca que “su sabor es dulce y amargo con tan solo 11% de alcohol, lo que lo hace un aperitivo liviano, revolucionario en su época y siempre moderno”. La baja graduación alcohólica, que marca una diferencia clave frente al resto de los aperitivos, también contribuye a definir un perfil de consumo. “Aperol es un aperitivo para todas aquellas personas que disfrutan pasar su tiempo con amigos, en general son personas jóvenes, extrovertidas, con una vida social activa y dinámica”, concluye Maldonado.

Los clásicos de la barra

Martín Auzmendi, Embajador de Aperitivos de Gruppo Campari, repasa aquí las recetas de algunos de los tragos más celebrados para la hora del aperitivo:


– Campari con naranja

1 parte de Campari

3 partes de jugo de jugo de naranja

1 rodaja de naranja

Colocar hielos en un vaso largo, servir el Campari y completar con el jugo. Decorar con una rodaja de naranja.


– Julep Cynar

½ oz de jugo de limón o lima

1 cucharada de azúcar negra

2 ó 3 ramitas de menta fresca

4/10 partes de Cynar

Jugo de pomelo rosado

En un vaso de trago largo machacar suavemente la menta, el jugo de limón o lima y el azúcar. Agregar abundante hielo partido, el Cynar y completar con el jugo de pomelo. Montar todo y revolver con una cuchara larga para integrar los ingredientes.

– Cinzano Rosso con pomelo

40% Cinzano Rosso

60% gaseosa de pomelo

– Aperol Spritz

2 partes de Aperol

3 partes de espumante

1 parte de soda

1 rodaja de naranja

 Brindis con el Manchester United

Aperol selló su acuerdo con el Manchester United para convertirse en sponsor oficial a nivel global de bebidas espirituosas, a partir del 1° de enero de 2014 y hasta el final de la temporada 2016/2017.

El Manchester United, con una trayectoria de 135 años y una imagen que lo ubica entre las marcas deportivas más reconocidas del mundo, habiendo ganado 62 trofeos y con una base de fans mundial de 659 millones de seguidores, ahora cuenta con la bebida perfecta para celebrar el éxito: Aperol Spritz.

Bob Kunze-Concewitz, Director Ejecutivo del Gruppo Campari, comentó sobre el acuerdo: “Estamos encantados de anunciar a Aperol como la bebida para celebrar la alegría, los éxitos y la pasión que sentimos por el Manchester United”.

BEBIDAS1 BEBIDAS2